Los juegos para celular llevan un buen tiempo siendo foco de atención para los usuarios y ganándose un espacio en la industria de los videojuegos. Desde Subway Surfers, pasando por Pokémon Go e incluso por Flappy Bird, los usuarios se vuelcan en búsqueda de algún juego popular para hacer retos en Internet o incluso competir entre ellos.

En esta ocasión vamos a hablar del nuevo fenómeno viral que es tan divertido como suena, su nombre es Chicken Scream y su jugabilidad es muy básica, debes llevar a un pollo por una serie de obstáculos, solo que en esta ocasión el pollo responde a los impulsos dados por tu voz. Así como lo lees, este juego funciona con la voz por lo que los vídeos de distintas personas jugando han alcanzado un alto grado de popularidad debido a lo divertido que esta mecánica resulta.

Chicken-Scream-696x369

Como siempre los jugadores y las personas que utilizan el Internet han llevado los retos un poco más a fondo, en este caso se han propuesto cantar canciones a medida que pasan los distintos niveles del juego, haciendo de la experiencia del gameplay mucho más divertida.

El juego ubicado en el género de plataformas es desarrollado por Perfect Tap Games, en una apuesta arriesgada que por el momento ha funcionado de maravilla, pero que busca permanecer más tiempo en el mercado que muchas otras aplicaciones predecesoras que han disfrutado sus 15 minutos de fama para luego quedar en el olvido.

Sin duda alguna el juego tiene ciertos limitantes, no podrás jugar de madrugada por las represalias de tu familia y a menos que no sientas pena alguna de lo que piense la gente de ti, tampoco podrás disfrutarlo en público.

Por último, resaltamos la sencilla jugabilidad de la aplicación, para que el pollo camine despacio hay que hablarle en voz baja, para que salte debes gritar y debes permanecer totalmente callado si lo que deseas es que se detenga. Así que con estas simples instrucciones se puede construir una aplicación viral que se robe las risas de todo Internet, te recomendamos descargarlo haciendo clic AQUÍ, pero cuidado con volverte adicto.

Escrito por: Juan David Trujillo