Una nueva ilusión óptica se ha apoderado de Internet, en esta ocasión no se trata de aquel vestido blanco y dorado o azul y negro, pero si se sigue tratando de ropa, en esta ocasión esta zapatilla está generando discusiones entre los usuarios de las redes sociales.

22501017_10155909323854309_1615536181_n

La pelea se ha establecido entre el bando que los ve grises con vistos aguamarina y quienes las divisan rosadas con blanco. Con el recuerdo de la polémica del vestido del 2015 aún fresca en nuestra memoria, sin duda estamos frente a un fenómeno viral que dará mucho de qué hablar. A esta disputa se ha sumado el bando que afirma que en realidad las apreciaciones son correctas y que todo se debe al efecto de luz que se genera por el flash de la cámara y por la luz que apliques en el dispositivo que estás utilizando.

teni

Parece que el debate se ha cerrado al confirmar que sin edición alguna el zapato en cuestión es rosado y blanco, sin embargo, el bando gris y aguamarina parece estar obteniendo más apoyo a través de las redes.  Bevil Conway quien es un neurocientífico del Instituto Nacional del Ojo en los Estados Unidos explicó que la razón por la que esto ocurre, afirmó que: “básicamente, tu sistema visual está constantemente intentando corregir los colores en las imágenes que son proyectadas en la retina, esto para remover la contaminación del color que se produce por las fuentes de luz”. Su afirmación continúa explicando que “El cielo es azul, pero todo lo que ves debajo de un cielo azul no es azul. Esto es porque tu sistema visual es muy bueno identificando que parte de lo que estás viendo es generado por la luz y que parte está determinada por la superficie de sí misma”.

Finalmente, Conway concluye que todo el problema con la fotografía se debe a la cantidad de turquesa presente en la imagen. “Cuando la miras por primera vez, luego de haber visto la rosada, tu sistema visual se adapta a las condiciones de luz de la versión rosada, por lo que se lo atribuyes a la zapatilla en sí mismo”.

Escrito por: Juan Trujillo